DESDE LA FRONTERA POR RAMON ESPINOZA



 

DESDE LA FRONTERA
Por el de Choix,Sinaloa,Ramón Espinoza.
TOPICOS BEISBOLEROS


A CUARENTA AÑOS.- Después de haber ganado por primera vez un representativo mexicano, la serie del Caribe o en un tiempo llamada la serie mundial Latinoamericana de beisbol, con aquellos Naranjeros de Hermosillo justo en tierras Dominicanas por coincidencia.
Hoy a los que nos tocó escucharla, sin tanto medio de comunicación como los hay en la actualidad, volvimos a sentir la emoción, aunque a decir verdad aquella será inolvidable por haber sido simplemente la primera.
Los venados de Mazatlán este 2016, ganan la que fue la novena corona en esta justa, representando dignamente al país y sobre todo a la Liga Mexicana del Pacifico ante países que han sido considerados los principales exportadores de jugadores hacia el mercado de las grandes ligas.
Diferencias de aquel equipo con este, aquellos naranjeros normalmente utilizaban lo que a mi juicio ha sido el bastión de las representaciones de México en esta competencia el cinco-cuatro o a la inversa el cuatro- cinco en la alineación o el line up.
En ese 1976, jugaban normalmente los naranjeros con un equipo que alineaba a cinco extranjeros y cuatro mexicanos en el roster titular el cual era el siguiente. Por Sergio Robles, Héctor Espino, Eliot Wills, Celerino Sánchez, el mexicoamericano Eddie Leon,en el cuadro y en los fielders Jerry Hairston,Arnoldo De hoyos y Chester Lemon. 
Como pueden ver Sergio Robles, Héctor Espino, Celerino Sánchez y Arnoldo de Hoyos hacían la mezcla perfecta con estos extranjeros que llegaron a jugar en grandes ligas en su momento.
Amén de un picheo solido que se fajo ante una pleya de bateadores de grandes ligas, por poner un ejemplo por los dominicanos un Manny Mota, Frank Taveras, Miguel Dilone entre otros.
Para mi gusto aquí sin quitarle el mérito para nada a los nuestros, en esos años esos países reclutaban a casi todo su roster de grandes ligas, recordamos aquellos Dream Team que integraron en su momento cada país con puros grandes ligas.
Hoy queda reconocer que ello no es culpa de nuestra liga, que a la postre cada año ha tomado con más seriedad la representación, no solo de esta, sino de todo el país entero, dando un ejemplo de organización y capacidad económica.
Hoy vemos que la serie se gana con promedio de cinco años históricamente desde la primera representación, cuando hasta tiempo atrás el promedio oscilaba en los diez años entre un título y otro.
Y porque digo un cinco cuatro, por poner otro ejemplo la de 1986 que se ganó en Venezuela con el mismo manager, Benjamín Reyes por las Águilas de Mexicali, el Line up considerado titular lo integraban. El Pakin Estrada, Lorenzo Bundy, Juan Navarrete, Nelson Barrera, Alfonso, el Houston Jiménez en el cuadro. En los jardines teníamos al pocho Tony Castro, John Kruk quien a la postre seria todo un estrella en las grandes ligas en el center fielder y en el derecho al ya finado Roy Johnson. Se volvía a repetir la mezcla del cinco –cuatro, los mexicanos todos ellos de gran calidad volvían a estar a la altura de los extranjeros o viceversa.
Ahora vimos a la más desbalanceada en ese sentido, pues solo se jugó con dos jugadores nativos del país en el line up que estuvo en el terreno de juego, aunque el héroe al final de cuentas fuera el bateador designado el mexicano Jorge Vázquez.
De todas maneras títulos son títulos y se disfrutan igual, pues al final de cuentas representan a nuestro beisbol fuera y ante otros países.
ARTURO CARRASCO. Fuimos enterados del deceso, esto para las nuevas generaciones de aficionados al beisbol estatal, de uno de los históricos del beisbol no solo de los Manzaneros de Cuauhtémoc, sino del todo el estado y a nivel nacional como pelotero en la década de los setentas y ochentas.
Debo de reconocer que fue en 1978, cuando al llegar a la capital, fueron los mandones en esos años e inspiraron mi gusto por la liga, aquel equipo que ya portaba el uniforme azul y blanco, muy al estilo de los Dodgers, aclárese que no se debió a la Fernandomia como algunos piensan.
Un equipo muy sólido, también utilizando una mezcla del cinco-cuatro, con los Carrasco, Ruiz, Pimentel, Aguilar, Lara, Mendivil y Rodríguez Turrubiates etc. Como los mal llamados ahora foráneos.
Carrasco cuya sorpresa para mí fue verlo convertido literalmente en un destructor bateando, pues a oídas de por el norte de Sinaloa, ejidos colindantes a los Mochis era un lanzador zurdo…En fin descanse en paz este jugador que aporto bastante a la liga Chihuahua.
Para no hacerla muy larga por ahora ahí la dejamos, no sin antes externar también nuestro más sentido pésame a otro histórico de la liga, como lo es Don Rafael Velásquez Soto y familia por la pérdida de su ser querido recientemente.
Un placer como siempre en saludarles de nuevo mis amigos beisboleros…

 

 
Publicidad
 
 
 
CLIMA CIUDAD JUAREZ
 
 
Hoy habia 4 visitantes (19 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=